Menú

Buscar


Malaverismos: Planificando asesinatos en la casa blanca

Imagen referencial
Foto: Internet

22/05/2022 06:00 AM

La publicación del libro del exsecretario de defensa de Donald Trump, Mark Esper, Un juramento sagrado, tiene a Ramos Allup con los motores muy nerviosos. 

Ramos Allup fue el primero en leer el hilo del tuiter que publicó Samuel Moncada. A medida que lo leía decía:
-Somos unos sinvergüenzas. Esto no tiene nombre.

En cada uno de los hilos del tuit estaba bien claro todo lo que había escrito el exsecretario de la defensa del expresidente Donald Trump, Mark Esper, en su libro Un  juramento sagrado.

-Es para meterlos presos a todos. Incluso al primo de Guaidó que lo acompaña a todas partes.
Una vez que leyó todos los tuits, Ramos Allup llamó a Edgard Zambrano.

- Zambranito.

- Dígame, presidente.

- ¿Tú viste esta vaina?

-¿El lanzamiento de María Corina?

- Déjate de pendejadas. Te habló del asesinato planificado en la Casa Blanca.

- ¿Lo están pasando por Neflix?

- Ah, vaina, Zambranito. ¿Estás bebiendo con Manuel Rosales?

- ¿De qué me habla, presidente?

- Del libro de Mark Esper. Un juramento sagrado, A sacred Oath

- Presidente, usted sabe que el último libro que yo leí fue el libro Mantilla.

- Métete en tu computadora y léete el tuiter de Samuel Moncada y me llamas. Es mejor.

- Está bien, mi presidente.

Ramos Allup sacó su pañuelo y se lo pasó por encimita a la armadura falsa que le vendieron en Toledo, España, y se dijo así mismo:

-¿Cómo carajo se gana una elección si la gente que lo acompaña uno no se lee un libro?
En ese momento le sonó el celular.

-Adelante a luchar miliciano...

Ramos Allup lo tomó, y era Zambranito quien le dijo:

-¿Sacamos un comunicado para deslindarnos de esa gente, presidente? Nosotros no sabíamos esa vaina. Esos carajos, junto con Trump, habían apoyado el asesinato, la invasión y el bloqueo, carajo, menos mal que Trump no les propuso que nos mataran a nosotros, porque también lo hubiesen apoyado.

- Zambranito, en verdad que yo no sé qué decir.

- Si usted, que siempre  está diciendo vainas, y no sabe qué decir, que dejaran para los demás, presidente.
- Es que me parece un acto criminal, antipatriota, de baja ralea.

- Eso de llegar a la Casa Blanca a planificar el asesinato del presidente no tiene ninguna defensa de nuestra parte. Van a la Casa Blanca a apoyar asesinatos...

- Eso es lo más vergonzoso.

Por un momento los dos líderes adecos, el candidato de las primarias de la oposición para el 2024, Ramos Allup, y el postulante, Edgard Zambrano, quedaron en silencio.

Ramos Allup fue el primero que tomó la palabra.

- El primero que le echó una vaina a Trump fue el viejito aquel que nos engañó a todos, John Bolton. Que publicó aquel libro, La habitación donde sucedió. Un relato desde el corazón de la Casa Blanca. Y ahora este Mark Esper también le dice unas cuantas cosas al compañero Trump, lo que quiere decir, Zambranito, que ese Trump estaba loco.

- Locos están Carlos Vecchio, Guaidó, Julio Borges, y el primo calvo ese de Guaidó que lo acompaña a todas partes, que apoyaron todo eso.

Los dos hombres se quedaron nuevamente en silencio. Ramos Allup observaba la escultura falsa y esperaba que Zambrano dijera algo, hasta que se decidió a decir.

- Ahora cada vez que Borges salga para Estados Unidso le voy a preguntar, ¿vas a planificar el asesinato en la Casa Blanca?

- El presidente Maduro lo denunció el 20 de mayo como el autor intelectual de los drones que le lanzaron en la avenida Bolívar.

- Es decir, que tiene tiempo planificando asesinatos.

- Y nosotros tenemos que deslindarnos de esa gente, presidente.

Los dos hombres se despidieron y Ramos Allup guardó el celular, y se acercó nuevamente a la computadora que le trajo desde Miami su cuñado Francisco, y viendo otra vez, los tuits de Samuel Moncada dijo:
-Carajo, así no se ganan elecciones.

Y viendo el retrato de Rómulo Betancourt que está en la sala que lleva su nombre, le dijo:
-Compañero Rómulo, ese we will come back está muy lejos. Ay, Rómulo.