Menú

Buscar


Malaverismos: La oposición está mareada por la gira de Maduro

Presidente Nicolás Maduro durante gira euroasiática 2022
Foto: Internet

19/06/2022 06:00 AM


Sin rumbo, y viendo para todos lados, los miembros de la oposición celebran hoy el día del padre enviándole una felicitación a Biden, y esperando que gane Rodolfo Hernández hoy en Colombia.

Caminando descalzo por la sala Rómulo Betancourt, Ramos Allup va viendo los cuadros que están colgados en la pared. Se detiene solo en la fotografía tamaño natural de Rómulo Betancourt y dice:
-Ay, compañero Rómulo, menos mal que te fuiste en grande, en este momento ninguno de nosotros puede hacer lo mismo. Bernabé me robó el partido y la tarjeta y ahora es el secretario general, esto no lo aguanta nadie.

Deja de hablar cuando escucha que su esposa se le acerca y le pregunta.
- ¿Me estás llamando, mi motorcito?
- No, mi amor, estaba dialogando con Rómulo, que es el único con que se puede dialogar hoy en la oposición.

La señora sonríe y se va rumbo a la cocina, y lo deja allí con sus pensamientos. El hombre se acerca hasta su escritorio, prende la computadora que le trajo su cuñado de Miami, y con un pañuelo, limpia un poco la armadura falsa que le vendieron en Toledo, España. Cuando la computadora esta lista, envía un mensaje pidiendo una reunión urgente “porque hoy es el día del padre y no hemos felicitado a Biden”, le escribe a sus compañeros.

Y empiezan a aparecer en la pantalla de la computadora los miembros caídos. Julio Borges es el primero que aparece, y le dice a Ramos Allup:
- Carlos Vecchio ya felicitó a Biden en el día del padre.

- Muy bien- le contestó Ramos Allup.
Y luego aparecieron Leopoldo López, Antonio Ledezma, Diego Arria, Carlos Vecchio, quien dijo:
-Sí, ya nuestro padre fue felicitado, perdón, ya felicité a Biden en el día del padre.

Apareció Ismael García en pantalla y dijo:
- Me quieren apartar pero siempre me les meto en la pantalla.
- Eso es lo que eres tú, -le dijo Ramos Allup- pura pantalla.
Entró también Andrés Velásquez, y se vio un cuadro negro en la pantalla desde donde se oía:
-Aprobando. Aprobando. Aprobando.

Era Manuel Rosales quien estaba pidiendo pista para entrar en pantalla. Y una vez que lo visualizaron dijo:
-¿Entonces todos van a votar por mí como candidato a presidente para el 2024?
Ramos Allup apretó una tecla y Manuel Rosales desapreció de la pantalla.

-Ojalá que la vida fuera así, como esta computadora, -dijo Ramos Allup,- que uno pisa una tecla y desaparece la gente que uno no quiere.
Sin embargo, Manuel Rosales apareció por otro lado muerto de la risa.
-Saludos a todos los que están, y a los que no están tampoco.
Una vez que Ramos Allup vio que estaban todos los llamados, tomó la palabra.

- Los he llamado a esta reunión, porque les confieso una vaina, esta gira euroasiática de Maduro a mí me tiene mareado, no sé a ustedes.
- A nosotros también –dijeron todos a coro.
- Se dio a la tarea de visitar unos países a los que no va nadie. Y le faltaron China y Rusia, debe ser que ahí le dijeron que no. 

- Yo creo que ningún venezolano ha ido a Azerbaiyán, que no sé ni cómo se pronuncia ni cómo se escribe –dijo Ismael García.
Todos sonrieron. Antonio Ledezma no perdió la oportunidad para decir:
-Hay muchas cosas que tú no sabes escribir, Ismael.
Entonces, Ramos Allup volvió a tomar la palabra.
-Hoy es el día del padre y ya felicitamos a Biden, muy bien. También hoy hay elecciones en Colombia y elecciones en Francia y elecciones en Andalucía, España, elecciones por todas partes, también vienen las elecciones primarias nuestras, donde espero ganarlas cómodamente.

Se escuchó una risotada en el lado izquierdo de la pantalla. Era Manuel Rosales quien se reía a mandíbula batiente, como dicen siempre cuando la gente se ríe con ganas.

- Aquí nos hace falta un candidato como Rodolfo Hernández –dijo Carlos Vecchio. Que hable claro, así como habla ese hombre.
- Y que sea corrupto –dijo Ramos Allup.
Y Julio Borges contestó:
-Ahí no tenemos problemas, porque todos somos corruptos.

Todos sonrieron y Ramos Allup volvió a tomar la palabra.
-Por cierto, el interino debería hacer sus reuniones por zoom, para que no le tiren las sillas.
Casi todos los miembros sonrieron, menos Leopoldo López. Y Ramos Allup volvió a decir:
- Mejor nos dedicamos a celebrar el día del padre, así que vayan a celebrar, que yo celebró aquí con Rómulo, que es el padre de la democracia que hemos tenido nosotros.
- Eso es verdad- dijo Ledezma.
Y Ramos Allup apagó la computadora que le trajo de Miami su cuñado Francisco.

ROBERTO MALAVER