Menú

Buscar


Integración latinoamericana: La urgencia de unirnos

Toca ceder el turno a nuestras comunidades de integración que sean la plataforma que facilite una mayor presencia de la región en el mundo
Internet

24/05/2022 03:43 PM

Ante la falta de seriedad y el irrespeto permanente que mantiene Estados Unidos (EEUU) contra los países latinoamericanos, la única salida para lograr una integración que permita fortalecernos como bloque, parece ser el impulso de los espacios de diálogo y concertación como la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC).

No sólo el presidente Nicolás Maduro aplaudió la reactivación de los Consejos de Ministros de la CELAC, como “único camino para la unión latinoamericana”, sino que otros líderes de la región han alzado su voz; por ejemplo, vimos como Luiz Inácio Lula Da Silva manifestó que la "defensa de la soberanía" se convierte en el elemento que permitirá a su país volver a ocupar el lugar que tuvo hace una década, el de la sexta economía del mundo. "Defender nuestra soberanía es también recuperar la política que elevó a Brasil en el escenario internacional", cuestión que vinculó directamente con "defender la integración de América del Sur, de América Latina y el Caribe. Es fortalecer el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la UNASUR, la CELAC y los BRICS".

La mirada de Lula hacia Latinoamérica y el hecho de que no citara a la Organización de Estados Americanos (OEA) es especialmente relevante en un momento en el que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha planteado la necesidad de superar a esta organización y se avizoran nuevos modelos de integración latinoamericana frente al fracaso de la vieja organización dirigida por EEUU. No es poca cosa que los primeros mandatarios de México, Bolivia, además de Antigua y Barbuda hayan anunciado que no asistirán a la próxima Cumbre de las Américas en Los Ángeles, de la que Cuba, Nicaragua y Venezuela fueron excluidas por el presidente estadounidense.

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, ha explicado la necesidad de disminuir la brecha de desigualdad social y la defensa de la soberanía de los recursos para consolidar un estado sólido. Argentina, que se encuentra gestionando su deuda externa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Estados Unidos, se ha apoyado en la CELAC para intentar flexibilizar las condiciones de la deuda en la región, convirtiéndose en un mecanismo multilateral para negociar en conjunto.

Nos encontramos, entonces, ante un escenario que puede fortalecer la integración regional, establecer acuerdos que van más allá de lo comercial, apuntan a una integración más profunda y que generan ya sus frutos, justamente en la CELAC.

No podemos perder la oportunidad estratégica de, finalmente, dar el paso certero para deslastrarnos de espacios como la OEA y la Cumbre de las Américas, que sólo han servido de plataforma de poder y coerción de EEUU contra Latinoamérica. Toca ceder el turno a nuestras comunidades de integración para que sean la plataforma que facilite una mayor presencia de la región en el mundo y poder hacer frente a desafíos comunes. 

AMELYREN BASABE / REDACCIÓN MAZO