Menú

Buscar


Gabriel García Márquez: Gigante que retrató la realidad y magia de nuestra América

El Gabo, falleció el 17 de abril de 2014 en Ciudad de México a los 87 años de edad
Internet

06/03/2019 08:00 AM

El 6 de marzo de 1927, nace en el poblado de Aracata, Colombia, el escrito, periodista, cuentista y novelista, Gabriel García Márquez, maestro de las letras hispanas que plasmó la esencia de los pueblos de nuestra América, donde el realismo mágico, la sátira y la lucha se entrecruzan para dibujar su historia. 

Creció como niño único entre sus abuelos maternos y sus tías, pues sus padres, el telegrafista Gabriel Eligio García y Luisa Santiaga Márquez, decidieron partir con otro destino. Fue a la edad de cinco años, en la que el niño Gabriel aprendió a escribir en el colegio Montessori de Aracataca.

De abogado a escritor

En 1947, presionado por sus padres, se trasladó a Bogotá para estudiar derecho en la Universidad Nacional. Los estudios de leyes no eran propiamente su pasión, pero logró consolidar su vocación de escritor. El 13 de septiembre de 1947 publicó su primer cuento, “La tercera resignación”, en el número 80 del suplemento Fin de Semana del rotativo El Espectador.

En febrero de 1954 García Márquez se integró en la redacción de El Espectador, donde inicialmente se convirtió en el primer columnista de cine del periodismo colombiano, y luego en brillante cronista y reportero. El año siguiente apareció en Bogotá el primer número de la revista Mito, bajo la dirección de Jorge Gaitán Durán.

En ese año de 1955, García Márquez ganó el primer premio en el concurso de la Asociación de Escritores y Artistas; publicó "La hojarasca" y un extenso reportaje por entregas, "Relato de un náufrago", el cual fue censurado por el régimen del general Gustavo Rojas Pinilla.

Experiencia europea y su paso por Venezuela

La dirección de El Espectador decidió que Gabriel García Márquez saliera del país rumbo a Ginebra, para cubrir la conferencia de los Cuatro Grandes, y luego a Roma, donde aparentemente el papa Pío XII agonizaba.

Tres años estuvo ausente de Colombia. Vivió una larga temporada en París, y recorrió Polonia y Hungría, la República Democrática Alemana, Checoslovaquia y la Unión Soviética. Continuó como corresponsal de El Espectador, aunque en precarias condiciones, pues si bien escribió dos novelas, El coronel no tiene quien le escriba y La mala hora, vivía pobre esperando el giro mensual que El Espectador debía enviarle pero que se demoraba.

A finales de 1957 fue vinculado a la revista Momento y viajó a Venezuela, donde pudo ser testigo de los últimos momentos de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez y donde luego de contraer matrimonio decidió laborar en la revista Venezuela Gráfica.

Resurge Macondo y los Buendía

Un día de 1966 en que se dirigía desde Ciudad de México al balneario de Acapulco, Gabriel García Márquez tuvo la repentina visión de la novela que había venido rumiando durante diecisiete años. Consideró que ya la tenía madura, se sentó a la máquina de escribir y trabajó ocho y más horas diarias durante dieciocho meses seguidos, mientras su esposa se ocupaba del sostenimiento de la casa, esfuerzo que dio nacimiento a “Cien Años de Soledad”, obra cumbre de este escritor.

Durante las siguientes décadas escribiría cinco novelas más y se publicarían tres volúmenes de cuentos y dos relatos, así como importantes recopilaciones de su producción periodística y narrativa, las cuales confesaría eran enviadas a su editor predilecto y su gran amigo el Comandante Fidel Castro

En la madrugada del 21 de octubre de 1982, García Márquez recibió una noticia que hacía ya tiempo que esperaba por esas fechas: la Academia Sueca acababa de otorgarle el ansiado premio Nobel de Literatura.

El Gabo, falleció el 17 de abril de 2014 en Ciudad de México a los 87 años de edad.

Hoy los pueblos del mundo celebran un natalicio más de este indigne escritor de nuestra América, que sigue iluminando las mentes de quienes se sumergen en la obra literaria del gran Gabo que se eternizó al calor de sus prosas.